Delegar, la clave para el crecimiento profesional

Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on telegram
Telegram
Share on twitter
Twitter

Podrían ser muchas las claves del crecimiento profesional, pero hay una que me ha marcado con gran diferencia. Hasta hace unos años, delegar solo era una palabra para mí. ¿Delegar yo? Ni hablar, que la empresa se hunde.

Nadie contesta a los emails como yo, nadie hace estas gestiones como yo… vamos, no es no confiara en mis chicos es que simplemente tenía que ir por detrás verificando si todo estaba correcto, si todo cuadraba al milímetro. Pero lo que ocurría es que yo no podía crecer profesionalmente de ese modo.

No era una cuestión de confianza que para nada, mis chicos son las personas más responsables que podría tener a mi lado. Era como una sensación de no estar haciendo las cosas bien o perder el hilo de las gestiones con un cliente. No veía nada más allá que me permitiera un crecimiento profesional delegando, la verdad, pensaba que solo sería así haciéndolo todo yo.

Cuando nació mi tercer hijo tomé muchas decisiones de cambio:

  • Me mudé de Andorra a Galicia.
  • Si o sí, tenía que aprender a delegar.

Por dónde empezar a delegar para crecer profesionalmente

Empecé por tareas más sencillas. Enseñé a una persona a realizar aquellas tareas que me robaban tiempo y que en realidad no aportaban gran valor:

  • Contestar correos de mi parte. Ojo, no haciéndose pasar por mí sino respondiendo con mi permiso. De esa forma los clientes no tenían que esperarme a mí para tener una respuesta a asuntos que podía resolver alguien de mi equipo.
  • Recibir a proveedores. Aunque la última palabra de contratar o no la iba a tener yo, me liberaba ese tiempo de atender a un proveedor o a alguien que venía a ofrecer algo en concreto. Qué alivio. Eso sí supuso una liberación porque es tiempo y en realidad cuando la persona no te conoce todavía le va a dar igual con quien trate porque precisamente no conoce todavía la empresa.
  • Tratar con clientes temas cotidianos. Y con esto me refiero a las tareas del día a día. Que ya las realizaban si o sí cada uno de los chicos en el despacho. Pues hubo algún momento en que fuimos dando el paso de atenderles yo junto con alguien de mi equipo y luego ya iba dejándoles a ellos que se entendieran. Poco a poco ya podría crecer profesionalmente.

Oye, no fue para tanto. Se podía vivir sin mi y lo mejor es que yo iba ganando tiempo para ser más productiva en otras cosas. Dar el paso me costó horrores pero hoy en día veo que ha sido el paso clave para crecer profesionalmente.

Club De Cuervos Netflix GIF

 

A veces tenemos el ego muy grande y aunque sabemos que tenemos un gran equipo es una fuerza interior la que nos empuja a no permitir que nos hagan lo que consideramos nuestro trabajo. Para nada es así, si ya hemos llegado al punto de tener empleados o haber contratado ayuda, hagamos algo por aprovecharla de verdad.

Hay herramientas que utilizo para seguir estando al día de lo que ocurre con los clientes o si he de comentar algo con el equipo. Tengo un gestor de tareas y comunicación y utilizamos también el email.

El gestor de tareas se llama HIBOX, lo utilizamos en el día a día. Si entra un proyecto nuevo a parte de hablarlo en una videoconferencia lo introducimos en el gestor y ya le voy asignando tareas a cada miembro del equipo, vencimientos etc. También tiene una parte de chat estupenda para comentar temas rápidos y que no requieren un email. Puedes ver un vídeo de cómo funciona aqui.

Por costumbre, al final del día me envían un email y me comentan cómo ha ido el día si ha habido incidencias etc. Es increíble como estas dos herramientas básicamente han marcado una gran diferencia entre como vivía mi empresa antes y como la vivo ahora. Digamos que me han permitido crecer profesionalmente.

Ahora tengo más tiempo para hacer contactos nuevos, para desarrollar nuevas líneas de negocio (mi mente en este sentido no para) y en general puedo permitirme crecer. Todo eso, gracias al día que comprendí que DELEGAR no era solo una palabra.

 

¿Te ha gustado? Compártelo en tus redes sociales

Share on facebook
Compártelo en Facebook
Share on linkedin
Compártelo en Linkedin
Share on twitter
Compártelo en Twitter

¿Quieres recibir mis artículos y tutoriales?

No te pierdas la Newsletter más atípica de todas las que hayas visto. Regularmente te aporto una visión y ayuda para mejorar de una vez por todas tu negocio gracias a la digitalización

Artículos destacados

Ir arriba

MASTER CLASS + EBOOK EN UN FORMATO DIFERENTE

portadaguiamockup

Descubre como atraer más clientes a tu asesoría sin invertir más horas de trabajo

política de privacidad*