Los 6 errores que te harán cerrar tu negocio

Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on telegram
Telegram
Share on twitter
Twitter

Cerrar tu negocio, ¿ a que no lo habías pensado?Atrás quedan los años en los que soñabas tener un negocio. Las noches sin dormir pensando en dejar tu empleo para dedicarte a eso que tanto te gusta. Por fin, tienes tu negocio. ¡Enhorabuena!

Y, ¿ahora qué? ¿Has pensado como lo vas a gestionar? Porque tu día a día seguramente estará lleno de cosas que hacer, al menos al principio, hasta que puedas delegar en otras personas. Muchos errores que cometen los emprendedores es creer que pueden hacerlo todo. Lo cierto es que se puede, pero seguramente acabarías con tu vida enseguida por agotamiento. Así que te comento los errores más comunes que pueden hacer que tu negocio cierre sus puertas antes de lo que te imaginas:

  1. Creer que eres el hombre/mujer orquesta. Lo mismo redactas un email, como programas redes sociales o te pones a diseñar un folleto con tus promociones. ¿Te has parado a pensar la de tiempo que conlleva hacer estas tareas? Claro que por conocimientos puedes hacerlas, pero estoy segura de que te llevará más tiempo a ti que a un especialista en el tema e incluso, perderás esas horas que podrías haber empleado en hacer tu propio trabajo. Aquello que has de hacer tú, si o sí.

Ponle números

  1. Si limpiar la oficina te lleva una hora y pagar a una persona que la limpie te cuesta, no sé, 15 euros (me lo invento). ¿Si tu precio por hora es de 50€, porqué lo malgastas en limpiar? Págale a una persona que lo haga. Esa persona ganará y tú también. Compruébalo: 50-15=35€
  2. Trabajar sin organizarte: Si, ya tú crees que puedes improvisar, llegar por la mañana a tu trabajo y no saber por donde empezar. No priorizar, atender primero cosas que son urgentes, pero no importantes tampoco es la solución. Prioriza, organiza y empieza tu día ayer. ¿Cómo? Antes de irte a casa deja apuntada en tu agenda el día de mañana. Puede ser que no lo sigas al dedillo, pero deja apuntadas aquellas cosas que son más importantes, seguida de las que menos preocupan o no son urgentes. Si te lanzas, organiza tu semana completa y así podrás hacer una revisión y ver qué tareas has cumplido y cuáles. No organizarse es un gran error que cometemos todos al empezar con nuestro negocio. ¡Adelántate!

Tareas administrativas

  1. Atender emails tan pronto lo recibes o no atenderlos nunca. Es tan horrible una cosa como la otra. Primero porque si atiendes el email en cuanto lo recibes estás cayendo en las distracciones y no te concentras en tu tarea, pierdes el hilo y volver a retomarlo cuesta. Pero vamos al caso contrario, no contestar a un email en un día, dos, tres o incluso nunca es mucho peor. Un día contaré mis pruebas buscando una asesoría y tan solo 1 empresa de entre 15 contactadas me devolvieron el correo de respuesta. Si no puedes atender a los correos electrónicos no lo dejes disponible, elige otra forma de contacto porque la imagen que tendrán de ti esas personas que te han escrito y no has contestado es mucho peor.
  1. No tener horario: Sabemos cuándo entramos, pero no cuando vamos a salir ¿te suena? Es tu negocio, no te importa dedicarle horas, pero un descanso es necesario y sobre todo un descanso de calidad. No me vale que te vayas a comer y estés pendiente del móvil o que te vayas a casa y te lleves ese informe para terminarlo después de cenar. Recuerda que hay que trabajar para vivir y no a la inversa.

Horarios lo peor para cerrar tu negocio

  1. Llegar tarde o incumplir con tus clientes. No hay nada peor que quedar con un cliente a las 3 de la parte y presentarte tarde. Bueno si, lo peor es no presentarte y tenerle esperando. Desgraciadamente hay empresas que hacen esto. “Es que me he liado” dicen. Existe un teléfono para avisar de un posible contratiempo, pero no tengas un cliente perdiendo el tiempo por esperarte porque denota una falta de respeto que deja marca en su visión hacía ti y tu negocio.
  1. Ya lo haré mañana. Ya lo haré la semana que viene. Al final, tienes un montón de cosas que vas atrasando solo porque no te pones a ello en serio. Nos pasa a muchos, yo misma atrasaba la salida de los posts en mi blog de empresa porque siempre quería repasar y repasar… Al final tomé la decisión de publicarlos cuando los tuviera después de solo dos repasos, ni uno más.

 

De no haberlo hecho así todavía estaría pendiente de lanzarse esta misma web o la de mi empresa, Innova Gestors, que tantas alegrías me da.

¿Te ha gustado? Compártelo en tus redes sociales

Share on facebook
Compártelo en Facebook
Share on linkedin
Compártelo en Linkedin
Share on twitter
Compártelo en Twitter

¿Quieres recibir mis artículos y tutoriales?

No te pierdas la Newsletter más atípica de todas las que hayas visto. Regularmente te aporto una visión y ayuda para mejorar de una vez por todas tu negocio gracias a la digitalización

Artículos destacados

Ir arriba

MASTER CLASS + EBOOK EN UN FORMATO DIFERENTE

portadaguiamockup

Descubre como atraer más clientes a tu asesoría sin invertir más horas de trabajo

política de privacidad*